miércoles, 18 de febrero de 2009

Me llego la noche


Si, si...weno, no a todos nos trato muy bien que digamos este 14 de febrero..jejeje..pero weno, he aqui este pequeño poemilla que escribi en esa noche, habla del dolor de perder a alguien...(ahhhh¡¡¡¡ cuanto la extraño...), y de todas esas cosas q te llegan cuando sin remedio te duele aca, bien hondo...jejjeje..weno, ya se me paso, pero espero que igual les guste...saludos¡¡¡¡

"... Me llego la noche, y con ella la extrañeza de sus pasos, la tibieza de sus manos, el candor de su mirar; su sola presencia, aligeraba la pesadumbre de vivir.
Mucho me pregunte cunado te fuiste, cuando sin despedirte ya no exististe en mi mirada. Cuanto de tu entrega, tu encanto y tu disponibilidad; sabra Dios, solo el sabe cuanto fue lo que entraste en mi y ya no pude sacarte.
Tu auscencia me dejo en la estacion del alba, en la espera por verte llegar de nuevo. Esa misma falta, es la que hace remorderme la conciencia; como si hubiese llegado tu muerte y me reprochara no haberte dicho cuanto te amaba, lo necesaria qie eras en mi vida. Es un sentimiento de perdiada muy hondo, un vacio que te llena el alma y cala muy fuerte dentro de mi.
Quisiera corregir el pasado, pero seria imposible hacerlo, no sabria en realidad que fue lo que provoco tu perdida; no sabria tanto como hoy desconozco la respuesta a tantas interrogantes.
Creo que la peor caida del hombre, es haber perdido sin remedio a quien mas ama, ahora lo se.
Tengo un cuadro tuyo, de tu imagen dentro de mi alma; el mismo que veo todas las noches para refugiarme en mis sueños tratanado de encontrarte. Son pequeños atisbos de felicidad cuando por fin logro hallarte.
Hay veces que la felicidad es un instante, hay veces que es tan colo un recuerdo, pero me pregunto...¿Si es el mismo recuerdo, que tienes de la felicidad?, si asi como yo logras recordarme, si anhelas como yo la ausencia del otro. Porque ahora es lo unico que me queda de ti. Cuando no tienes nada, necesitas; y cuando tienes algo, temes perderlo...que infelicidad del hombre.
Atisbo sin embargo, dentro de mi alma, en mi ser la necesidad de anteponer la dignidad a simplemente estarme quejando; y es precisamente cuando vuelvo a ser parte de este mundo que a nadie quiere, que a todos rechaza, de quien nadie necesita. Mas sin embargo, me aferro a el; porque se, que solo en su infranqueable grandeza habre de encontrarte algun dia..."

1 comentario:

Liz dijo...

hola, como estas?
esta bonito este post!!!
espero y puedas publivcar mas escritos tuyos! me agrada leerlos ^^