miércoles, 4 de marzo de 2009

esos nombres..¡¡¡



Cuando era un escuintle ya tirando a puberto, recuerdo que entre mis amigos el nombre mas usado era Miguel, había fácil mas de 7 Migueles en el salón de clase, así mismo, del lado de las niñas, Beatriz era el nombre mas solicitado, los profes Genaro, Lucio, Nicolasa (alias la nicodiabla… la que enseñaba los calzones pensando que el escritorio estaba cerrado de enfrente), Austreberto, Gladiola y Silvino pasaban lista entre combinaciones de Carlos, Juanes, Marías, José Luises, etc. – Que bueno que no me llamo Gervasio – pensaba cuando conocí a alguien llamado de esa manera, o como mi tío Anacleto… Mi teoría era que los padres de esas épocas estaban tan ocupados criando tantos chamacos y haciendo los otros que ya ni se detenían a pensar en el nombre para el próximo, para eso estaba el súper paro del calendario y la costumbre de ponerle tal y como venía en el mismo, no importando que cayera incluso en Aeropajita. Al parecer la televisión junto con las novelas cuando solamente taravisa las hacía y algunas series contribuyeron con su granito de arena en la evolución generacional de los nombres, así tenemos en algunas generaciones gente llamada Aldo Lorenzo, Miguel Francisco, Octavio Alejandro y no podían faltar las nombradas Catalinas, Marimar, María Mercedes, Oyukis, Yesenias y próximamente… Gaviotas.

La cuestión del calendario, los nombres novelescos, los generacionales, los que tienen un significado familiar o personal para quien los pone, son ya de cierta manera normales, es muy común escuchar Filogonios, los pueblitos o entre la gente mayor así como Luis Migueles entre la clase media, o Jarumis… Pero… Cuando escuchas (o lees) que las nuevas generaciones tienen nombres como Brayan, Brallan o Vrallan, Kevin, Espenser, Brandon, Quinberly o Kimberli, Yenifer, Kenton, Axel, Bruse, Yanis Yoplin (no es jalada de los bellos púbicos, si hay quien se atrevió a ponerle así a su hija), Duglas y mis favoritos: Lenon, Yordan, Leidi di o Leidy a secas (ojo, que las faltas de ortografía son porque así los he visto escritos), si a eso le agregas un Lopez, Pérez o un Sánchez – que ya somos bastantes los de ese clan – entonces se chingó mas la cosa.

La causa de estos nombres posiblemente son porque “se oye bonito”, o “el actor o la actriz que se llama así está bien guapo (a) o bueno (a)” o simplemente “así quiso su papá que le pusieran”. No se sorprendan cuando en un futuro el profesor Brallan González los cite porque sus hijos andan levantando la falda a sus compañeras, o el nuevo becario Espenser Lopez les pida que les firmen la liberación del servicio social y los invite a desayunar en la fonda de doña Leidy que prepara una cochinita pibil buenísima porque es de Yucatán.

Preparados también para las futuras Britneys, Ashleys, Shakiras, Astons y Robys.

...jajjajaa..o como mis amigos que le querian poner a su hijo proximo a nacer en un 20 de noviembre...Aniv delarev...y yo me kede..?????...jejjejeje..obvio, porque asi aparece en el calendario..jejjeje lo capte hasta despues, si no; juraria que pensaba que era un nombre arabe.¡¡¡

No hay comentarios: