miércoles, 24 de febrero de 2010

Oculis et unguibus asqué victrix



A través de la historia de nuestra Enseña nacional se han registrado diversos cambios: durante el Grito de Independencia en 1810, Miguel Hidalgo y Costilla, enarboló un pabellón de la imagen de la Virgen de Guadalupe, considerado como la primera bandera propia de México.



Para 1813, las fuerzas insurgentes diseñaron otra Enseña Nacional, elaborando una Bandera de seda blanca, bordeada por una cenefa de cuadros azules y blancos.

En el centro se montó un Águila posada sobre un Nopal, la cual ostentaba una Corona imperial y circundando el Escudo se leía una leyenda en latín que rezaba: Oculis et unguibus asqué victrix, cuyo significado era y es: “Con los ojos y las uñas, igualmente victoriosa”.



La Bandera Nacional fue creada en 1821. La adoptó el Ejército Trigarante, una vez proclamado el Plan de Iguala, que prometió establecer tres garantías: la religión, la independencia y la unión.

Los tres colores, que entonces se adoptaron, y que han venido a formar la Bandera mexicana, significaron, en aquel entonces: el verde, la Independencia; el blanco, la pureza de la religión, y el rojo, unión.

La realización de esa Bandera fue encomendada por Vicente Guerrero y Agustín de Iturbide. Durante el efímero Primer Imperio Mexicano, se decretó que las franjas del Lábaro Patrio debían cambiar de posición. En la franja blanca se coloco el Águila solitaria, con las alas abiertas y de frente; en tanto que la cabeza se plasmó de perfil, luciendo una corona imperial.




La bandera dejó de usarse en 1867, cuando Maximiliano I fue destronado y ejecutado por el ejército federalista. La Segunda Bandera Nacional fue readoptada de nueva cuenta como la bandera nacional, aunque no fue declarada oficialmente como tal. Durante el período comprendido entre 1867 y 1968, varias banderas fueron adoptadas oficialmente por el gobierno. Todas fueron hechas siguiendo el patrón tricolor, siendo su única diferencia el diseño del Escudo Nacional.

La actual bandera, llamada la Cuarta Bandera Nacional, fue adoptada por decreto el 16 de septiembre de 1968 y fue confirmada por ley el 24 de febrero de 1984. La versión utilizada hoy en día es una adaptación del diseño aprobado en 1916 por decreto del Presidente Venustiano Carranza, en donde el perfil del águila fue cambiado de frente a perfil izquierdo.

Una posible razón para el rediseño de la Cuarta Bandera Nacional en 1968 fue que la Ciudad de México era la anfitriona de los juegos de la XIX Olimpiada. En el mismo período, la bandera tricolor sin el escudo que era utilizada por México como su emblema mercante fue legalmente abandonada. La razón fue que sin el Escudo Nacional, la bandera era prácticamente igual a la italiana.
FIAV reverse.png Reverso de la bandera de México.

En 1984 hubo un debate acerca de cómo debería ser mostrado el escudo al reverso de la bandera. Para resolver este problema, un diputado del Partido Acción Nacional propuso un cambio a la ley que gobierna el uso de la bandera, para permitir que el águila fuera mostrada de perfil derecho en el reverso de la bandera nacional.

Éste es el juramento que se recita en las escuelas del país:


Juramento a la Bandera
¡Bandera de México!
Legado de nuestros héroes
Símbolo de la unidad
De nuestros padres y nuestros hermanos;
Te prometemos:
Ser siempre fieles;
A los principios de libertad y de justicia
Que hacen de nuestra Patria
La nación independiente
Humana y generosa
A la que entregamos nuestra existencia.