viernes, 21 de agosto de 2009

FELIZ NAVIDAD...¡¡¡¡

FELIZ NAVIDAD





NO ENTRASTE POR EQUIVOCACION A OTRA PAGINA...UN DIA COMO HOY PERO DEL AÑO 7 D.C -ESTO SEGUN EL CALENDARIO QUE NOS RIGE ACTUALMENTE- NACIO NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO...POR ESO HOY CELEBRO AL IGUAL QUE MUCHOS QUE CONFORMAMOS PARTE DE LA COMUNIDAD DE URANTIA; LA NAVIDAD...AUNQUE CLARO PARA NO DESDEÑAR A NADIE TAMBIE LO HACEMOS EL 25 DE DICIEMBRE...ASI QUE FELIZ NAVIDAD..¡¡¡¡¡


http://www.urantia-mexico.org/general02.htm

http://www.librodeurantia.org/

EL NACIMIENTO DE JESÚS

María estuvo inquieta durante toda la noche, de manera que ninguno de los dos durmió mucho. Al amanecer, los dolores del parto empezaron claramente, y a mediodía, el 21 de agosto del año 7 a. de J.C., con la ayuda y la asistencia generosa de unas viajeras como ella, María dio a luz un niño varón. Jesús de Nazaret había nacido en el mundo. Se le envolvió en las ropas que María había traído por precaución, y se le acostó en un pesebre cercano.

El niño de la promesa había nacido exactamente de la misma manera que todos los niños que antes y después de ese día han llegado al mundo. Al octavo día, según la costumbre judía, fue circuncidado y se le llamó oficialmente Josué (Jesús).



Al día siguiente del nacimiento de Jesús, José fue a empadronarse. Se encontró con un hombre con quien habían conversado dos noches antes en Jericó, y éste lo llevó a ver a un amigo rico que ocupaba una habitación en la posada, el cual dijo que con mucho gusto intercambiaría su alojamiento con el de la pareja de Nazaret. Aquella misma tarde se trasladaron a la posada, donde permanecieron cerca de tres semanas, hasta que encontraron alojamiento en la casa de un pariente lejano de José.

Al segundo día del nacimiento de Jesús, María envió un mensaje a Isabel indicándole que su hijo había nacido, y ésta le respondió invitando a José a que subiera a Jerusalén para hablar con Zacarías de todos sus asuntos. A la semana siguiente, José fue a Jerusalén para conversar con Zacarías. Tanto Zacarías como Isabel habían llegado al sincero convencimiento de que Jesús estaba destinado a ser en verdad el libertador de los judíos, el Mesías, y que su hijo Juan sería el jefe de sus ayudantes, el brazo derecho de su destino. Como María compartía las mismas ideas, no fue difícil convencer a José para que se quedaran en Belén, la Ciudad de David, con objeto de que cuando Jesús creciera, pudiera ocupar el trono de todo Israel como sucesor de David. Por consiguiente, permanecieron más de un año en Belén, y José efectuó mientras tanto algunos trabajos en su oficio de carpintero.




Aquel mediodía en que nació Jesús, los serafines de Urantia, reunidos bajo las órdenes de sus directores, cantaron efectivamente himnos de gloria por encima del pesebre de Belén, pero estas expresiones de alabanza no fueron escuchadas por los oídos humanos. Ningún pastor u otra criatura mortal vino a rendir homenaje al niño de Belén, hasta el día en que llegaron ciertos sacerdotes de Ur, que habían sido enviados por Zacarías desde Jerusalén.

1 comentario:

Liz dijo...

ahashahahahahahahaha!!!!
No mancheeees!!!
Y justo hoy le envie un
mensaje a un amigo dciendole
"smells like chrismas =D"
ahahahaha.... Veeez...
mi intuicion no me engañaaa
ahahahaha... espero y estes chido ehhh
cuidate mucho oki, bsitos bye